Imprimir

Fuente Oficial: diariodelpuerto.com  26/02/2019

Loli Dolz

La semana pasada conocimos los datos de tráfico registrados en enero en los puertos de Valenciaport, unas cifras que superaron las expectativas de todos, incluidas las de los más optimistas (se lo digo yo). Les recuerdo las marcas: 443.034 TEUs movidos enero (48.359 unidades más que en el mismo mes del año anterior). Así las cosas, la comunidad portuaria, toda ella, debería estar dando saltos de alegría, ¿no? Pues no.

| 26 febrero 2019
La competencia atroz que se ha instalado en nuestro día a día desde la caída de Lehman Brothers & friends (ya saben de qué les hablo: burbuja inmobiliaria, hipotecas subprime, crisis bursátil, bancos rescatados, etc.) ha derivado en que el único motivo de contratación de uno u otro operador sea el precio, únicamente el precio. Y hablamos de priorizar unos céntimos a garantías de entregas, eficiencia en las gestiones o la confianza de haber trabajado juntos durante años. ¿No les apena? Pues a eso hemos llegado... A que los que están al final de la cadena logística, esa que debería estar bien engrasada en todos y cada uno de los eslabones, estén siempre a punto de romperse. Porque mover el camión no significa que entre dinero en la cuenta. Porque tener mucho trabajo ya no significa que se vaya a ganar dinero. Y más si tienes que hacerlo en parques empresariales saturados, diseñados para otras épocas.
Y así, con este telón de fondo, los autopatronos del transporte de contenedores de los puertos valencianos de Transcont CV han dicho: ¡Ya está bien!

Cansados de hacer colas,prácticamente a diario, en los viales del Parque Logístico de Valencia (PLV), Transcont ha presentado un calendario de movilizaciones que incluye cinco días de marchas lentas a desarrollar en los meses de marzo y abril.

Reivindicación más moral que otra cosa - seamos sinceros-, la marcha lenta supondrá la visibilización del colectivo transportista (autónomo y no autónomo, eso que se llevan los que no paran) en un entorno bien delimitado y gestionado por la Conselleria. ¿Posible carne de machaque electoral? Pues nunca se sabe... aunque teniendo en cuenta que el PLV fue un proyecto del PP, lo mismo, los nuevos encuentran en esta crisis la madera necesaria para quemar al PSOE y al PP.

Lo que está claro es que los transportistas, TODOS, llevan meses, años, reclamando soluciones al mal diseño del parque. En su día se obligó, uy qué digo... se recomendó, a los depots a que se instalaran en Riba-roja, que sería la plataforma logística interior del puerto de Valencia, tendrían más espacio, mejores conexiones terrestres, menos problemas con los vecinos, bla bla bla... ¿Y no se pensó en que esos espacios que compraban iban a ser llenados con contenedores? ¿Cómo pensaban que iban a llegar y salir los contenedores? ¿Volando? Está claro que la actividad logística y portuaria está cambiando y que las previsiones de hace 20 años no se han ajustado a la realidad, ahí tenemos el restyle de la ampliación norte del puerto de Valencia, pero no caer en que los miles de contenedores que caben en las parcelas vendidas debían llegar vía terrestre.... Y para más inri, tenemos a las administraciones (con la Conselleria a la cabeza) que dicen saber que existe el problema pero que esperan a ver qué dicen los camioneros. ¡¿Qué?! Es como si un enfermo tuviera que llegar a la consulta con el diagnóstico y el tratamiento. Venga va, no sean así. Son ustedes los que gestionan lo público, no se queden con los brazos cruzados, busquen cómo solucionar lo que hay y lo que vendrá porque han vendido todas las parcelas (¿sabrán que en esas parcelas se construirán naves y la gente tendrá que llegar a su puesto de trabajado y eso, no? ¿Se acordarán de que algunos son operadores logísticos que mueven mercancías?). Su inacción provoca de facto la inestabilidad de todo un colectivo. Y si eso no les inquieta, no lo olviden: los transportistas también votan.


Desde la compañía con sede en la localidad zaragozana de Utebo destacan la reducida tara de su nuevo portacontenedores, que apenas pesa 5.100 kg, “lo que permitirá a los clientes rentabilizar su inversión en menos tiempo”. El nuevo producto de Leciñena “incorpora el moderno y novedoso eje Leciñena R2, que ofrece un doble rodamiento y que permite hacer mantenimiento sobre los ejes, lo que diferencia a Leciñena de la competencia, que monta ejes compactos sin posibilidad de hacer dichos mantenimientos”, destacan desde el propio constructor.

Los transportistas valencianos que quieran comprobar de primera mano las características del nuevo portacontenedores de Leciñena podrán hacerlo el lunes y el martes de la semana que viene en la gasolinera de Transcont del Polígono Industrial La Pascualeta (Paiporta) (ver mapa) y en la Zona de Atención al Transporte -Explanada Oeste (ZE-V-19) (ver mapa)- del Puerto de Valencia, el miércoles y el jueves (3 y 4 de octubre, respectivamente).

0
0
0
s2sdefault